Todo sobre la cama Montessori

Las camas a ras del suelo o camas bajas para niños (conocidas popularmente como camas Montessori) se han puesto muy de moda en los últimos años. 

Más allá de ser tendencia en los dormitorios infantiles, su diseño accesible para los más pequeños la convierte en una cama ideal para promover la autonomía desde los primeros años de vida.

«Ayúdame a hacerlo por mi mismo», Maria Montessori

Es una cama infantil muy baja o a ras del suelo, absolutamente accesible para los pequeños. Diseñada para que los bebés y los niños puedan gozar de una mayor autonomía y libertad de movimiento de modo que sean capaces de entrar y salir de la cama sin la ayuda de un adulto.

Este tipo de cama se la llama Montessori porqué cumple con los principios fundamentales de esta metodología de crianza:

  • Respeto de las necesidades del niño en cada momento evolutivo.
  • Libertad de movimiento.
  • Fomento de la independencia y la autonomía.

Beneficios y ventajas de la cama Montessori

  • Promueve el movimiento libre del niño y el bebé.
  • Fomenta el desarrollo de la autonomía e independencia de los niños.
  • Facilita la adaptación de la cuna a la cama. La libertad de salir de la cama les proporciona tranquilidad.
  • Es cómoda tanto para niños como para padres. Cuando se despierten podrán levantarse solos en lugar de echarse a llorar para que lo vayas a buscar.
  • Se puede usar por un gran periodo de tiempo desde los 0 años
  • Es muy segura al estar tan cerca del suelo. 
  • Los niños la podrán usar siempre que quieran sin tu ayuda. Si tienen sueño pueden ponerse a dormir. Si están cansados pueden tumbarse en ella y relajarse. Si quieren jugar en ella o mirar cuentos también podrán hacerlo.
  • Ocupa mucho menos espacio visual que una cama convencional al ser más baja.
  • Te puedes ahorrar dinero con ella, ya que no es necesario comprar una cuna y te puede durar muchos años.
  • Te puedes estirar con el peque siempre que quieras. Muy útil cuando necesite que te quedes a su lado antes de dormirse.

Edad de uso de la cama Montessori

Este tipo de cama te puede durar muchos años. En general, desde los pocos meses de edad hasta lo que se quiera. Igual que las camas convencionales las hay de muchas medidas, así que todo depende de las necesidades de cada niño, del tamaño de la cama, del espacio disponible, etc.

No hay una edad a partir de la cual sea conveniente usar este tipo de cama. Cada niño o niña es diferente y sólo él o ella marcará el ritmo de lo que necesita en cada momento. 

Es cierto que durante los primeros meses de edad el bebé está más pegado que nunca a mamá, así que una cuna colecho, es, en muchas ocasiones, la mejor opción. Sin embargo, a medida que pasan los meses, la cama Montessori puede empezar a introducirse. No existe una única fórmula para todo el mundo. Algunos empiezan durmiendo una parte de la noche en su cama y otra en la de los papás, otros empiezan durmiendo en ella las siestas, etc. Sea como fuere, la libertad de movimiento que permite la cama baja hace que sea muchísimo más fácil la transición a una cama de verdad

¿Comprar o hacer una cama Montessori?

Lo ideal es que la cama esté a ras del suelo (especialmente cuando se trata de niños muy pequeños). De este modo te ahorras el tener que poner barandillas, no limitas la libertad de movimiento y ganas en seguridad.

Cuando el niño ya es capaz de mantenerse de pie puedes optar también por una cama bajita.

Dormir sobre una superficie firme como la del suelo es bueno para la salud, aunque es cierto que a nivel de cuidados resulta mucho más complicado y, probablemente, poco aconsejable. La mejor forma de evitar que el colchón adquiera la suciedad y humedad del suelo es colocando un somier. 

La cama puede consistir en un somier en el suelo o incluir una estructura de madera. Existen camas de diferentes tipos, entre ellas encontrarás opciones en forma de casa o tipi.

¿Es mejor comprarla o fabricarla uno mismo?

Fabricar cosas uno mismo produce una satisfacción especial, aunque a menudo no disponemos del tiempo, del espacio ni de las herramientas necesarias.

A nivel económico te puede salir un poco más barata hacerla tú mismo, aunque existen opciones de camas Montessori a un precio bastante competitivo.

Si quieres hacerla tú mismo puedes consultar el paso a paso o mirar este vídeo que te explica como hacerlo.

Te puede interesar…

Please follow and like us:

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar