Sobre mi

Hola, me llamo Marta y soy la fundadora de Creciendo felices.

Creo que todas las personas sin excepción tenemos el derecho a ser felices y que como padres debemos transmitir nuestra energía positiva para permitir que nuestros hijos desarrollen todo su potencial y construyan una vida llena de sentido.


La felicidad no depende de nuestras circunstancias, ni tampoco de nada material que podamos adquirir. La felicidad es estar conectado con quién verdaderamente somos, lo que nos lleva a experimentar una profunda paz y serenidad.

Mi experiencia

Después de invertir años de mi vida trabajando y formándome en distintas áreas, he tenido la ocasión de parar unos años para dedicarme a la crianza de mis dos hijos pequeños. Durante este tiempo he retomado mi crisis existencial: ¿quién soy? ¿qué quiero hacer con mi vida? Me he preguntado y cuestionado muchas cosas sobre mi misma y sobre mi estilo de vida. Lo primero que hice fue cambiar por completo mi alimentación y este cambio tan importante para mi está generando un efecto dominó en muchas otras áreas de mi vida.


La experiencia de ser madre me ha permitido conectar con una parte de mi que desconocía. Me he dado cuenta de que la mayoría de las veces no nos permitimos escoger la forma con la que queremos relacionarnos con nuestros hijos. Reproducimos, inconscientemente, unos patrones que tienen su origen en lo que nos decía papá y mamá o en lo que hemos aprendido de nuestra cultura y sociedad.

El mundo está cambiando

Cada vez son más los padres y madres que se cuestionan antiguos patrones de comportamiento, que buscan relacionarse con ellos mismos y con sus hijos con más consciencia, que se hacen preguntas y buscan respuestas.


Cada vez hay más personas que deciden elegir libremente aquellas opciones que son más acordes con sus valores y su forma de entender el mundo. En este contexto, es necesario recibir nueva información y herramientas que nos den la oportunidad de cuestionar todo aquello que nos han enseñado y que hemos almacenado cómo verdad sin tan si quiera ponerlo en duda. Abrir la mente a nuevas posibilidades que nos sirvan en nuestro proceso de reinventarnos a nosotros mismos, para que cada uno pueda encontrar, libremente, su mejor forma de estar en el mundo.

Cuidar de nosotros mismos para cuidar de nuestros hijos

Hay una tendencia generalizada a buscar fuera aquello que sentimos que nos falta, pero esto es un gran error. No hay nada fuera de nosotros (ni relación, ni trabajo, ni nada material) que pueda llenar el vacío que provoca el vivir una vida sin estar realmente en ella.


Nunca nos han enseñado a mirar dentro de nosotros, a saber lo que queremos, a reconocer nuestros talentos y aceptar nuestras debilidades, a auto superarnos, a querernos.


La buena noticia es que la felicidad se puede enseñar y aprender. Probablemente sea la lección más importante de nuestras vidas y primero debemos aprenderla nosotros como padres para transmitirla a nuestros hijos.

Marcel i Martí abraçats

¿Qué encontrarás en Creciendo felices?

√ Descubrirás lo que es la crianza consciente y obtendrás herramientas que te ayudarán a ponerla en práctica.

 

√ Encontrarás un montón de propuestas de juego y lecturas positivas seleccionadas con consciencia. Opciones respetuosas con el desarrollo de los niños y con el medioambiente que aportarán valor a vuestras vidas.

 

 

Logo creciendofelices.png

10 comentarios en «Sobre mi»

  1. Marta, me ha gustado mucho tu web. Muy interesante la crianza consciente… No había oído hablar
    de ella. Me gusta tu enfoque de la vida y te animo a que sigas publicando más artículos.

    Responder
  2. Hola Marta,
    Me ha encantado tu página web. Creo que es muy importante como la enfocas, porque realmente la crianza consciente es el camino para que desde la infancia los niños puedan afirmar su identidad y un sano autoconcepto. Es durante los primeros años de la vida, en nuestra más tierna infancia, cuando somos más vulnerables ya que estamos muy condicionados por nuestro entorno parental y afectivo, la comunidad educativa y la sociedad. Durante esa etapa, los niños reciben una cantidad de información que absorben y registran en su intelecto, y que va a moldear su personalidad. Por esa razón, me parece absolutamente interesante tu enfoque con la web. Los niños, a esa edad, necesitan del apoyo, cuidado y afecto de sus padres y su entorno, por pura cuestión de supervivencia. Por tanto, es muy importante el diálogo que utilizamos al dirigirnos a los niños, así como las decisiones que como padres tomamos en su nombre, porque eso va condicionarles sus creencias, ideas y su comportamiento en el futuro. Te animo a que sigas con tu trabajo en la web, porque es una extraordinaria y útil herramienta para que los padres afrontemos el desafío de dar a nuestros hijos una educación y formación consciente.
    Enhorabuena y adelante.

    Responder

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar