Juegos para aprender las letras

Los juegos para aprender las letras adentrarán a tu hijo en el mundo de la escritura y la lectura sin que le represente un esfuerzo. Basados en la pedagogía Montessori, estos juegos tienen como finalidad el aprendizaje de los símbolos de las letras, su trazo y su sonido. Empezaran tomando conciencia de los sonidos que componen las palabras para terminar escribiendo frases, lo que los llevará a la comprensión del proceso de lectura.

El sonido de las letras

A la hora de enseñar las letras es importante centrarnos en el sonido de cada letra y no en su nombre. Ej: la letra Jota es la jj. De esta manera le será mucho más fácil familiarizarse con los sonidos que componen las palabras.

1. Veo veo algo que empieza por… (De los 2 a los 3 años)

El clásico veo veo lo podemos adaptar y en lugar de pedirle que adivine un objeto que hemos visto de color «azul» que adivine un objeto que hemos visto a nuestro alrededor que empieza por el sonido (a).

2. A ver si encuentras varios objetos que empiecen por el sonido… (De los 2 a los 3 años)

Podemos aprovechar durante un paseo para buscar juntos objetos que empiecen por un mismo sonido. Cuando ya tengamos unos cuantos podemos pedirle que escoja otro sonido y seguimos.

3. Hacer pequeñas frases divertidas (De los 2 a los 3 años)

Escogemos un sonido y buscamos juntos palabras que empiecen por este sonido. Podemos hacer una lista para no olvidarnos y luego leerla despacio al niño. En la lista debemos asegurarnos de escribir uno o dos verbos para así poder elaborar una frase divertida con algunas de las palabras.

Las frases que más le parezcan más divertidas se pueden anotar en una libreta para leerlas de vez en cuando e incluso pedirle al niño que haga un dibujo que ilustre la frase.

Los símbolos de las letras y su trazo

Una vez el niño haya integrado bien los sonidos de las letras podremos introducir los símbolos que corresponden a los sonidos.

1. Juegos y actividades con las letras rugosas

En el sistema de aprendizaje Montessori se utilizan las letras rugosas o de lija. Se trata de un material muy bueno para ayudar a los niños a asociar cada fonema con su símbolo y desarrollar la habilidad muscular necesaria para trazar las letras. Los niños se introducirán al mundo de la lectura y de la escritura de manera sensorial, aprendiendo el alfabeto con todos los sentidos.

Las letras rugosas se pueden comprar o se pueden hacer en casa. Lo único que necesitarás si las quieres hacer en casa será recortar las letras del alfabeto en un papel de lija del grano más fino y pegarlas en una cartulina recortada en forma de rectángulo. Las vocales irán pegadas en cartulinas de fondo azul y las consonantes en cartulinas de fondo rosa, de esta forma, se podrán distinguir con mayor facilidad.

Si prefieres comprar el material existen varias opciones en madera pintada. Las letras no están perfectamente centradas en las tabletas de madera para que el niño pueda sujetarlas con la mano izquierda y reseguirlas con la mano derecha para conocer sensorialmente la grafía de cada letra.

Set de letras de lija en mayúsculas y minúsculas imprenta (formato pequeño)

Este set incluye dos cajas de letras de madera con las letras del alfabeto elaboradas sobre una base de madera pintada: las mayúsculas y las minúsculas. El tamaño de las letras es de 7 x 9 cm.

Set de letras de lija en mayúsculas imprenta (formato grande)

Este set incluye la caja de madera y las tablas de madera pintadas de 21 x 21 cm con las letras mayúsculas de imprenta.

Set de letras de lija minúsculas imprenta (formato grande)

Este set incluye una caja de madera con el alfabeto de letras de lija minúsculas de imprenta, elaboradas sobre una base de madera pintada. El tamaño de las letras es de 14 x 19 cm.

1) Recorrer las letras rugosas con los dedos y repetir su sonido ( A partir de los 3 años)

Escogemos una letra rugosa y enseñamos a nuestro hijo como trazarla recorriendo despacio la letra en el sentido de la escritura con los dedos índice y corazón (son los que más tarde deberán permanecer juntos cuando el niño sostenga el lápiz). A la vez que trazamos la letra con los dedos debemos pronunciar su sonido.

2) Recorrer las letras rugosas con los dedos e identificar el objeto cuyo nombre empieza por el sonido de la letra (A partir de los 3 años)

Escoger tres letras y tres objetos cuyos nombres empiecen por el sonido de cada una de las letras. Tomamos una letra y la ponemos encima de la mesa delante nuestro. Reseguimos la letra despacio con el dedo corazón y el índice juntos, a la vez que pronunciamos su sonido. Luego, repetimos el sonido y cogemos el objeto cuyo nombre empieza por este sonido y lo ponemos delante nuestro. Podemos empezar a hacer este ejercicio juntos y cuando el niño vaya conociendo más letras lo podrá hacer él sólo con las que ya conoce.

3) El sonido de las letras y de las imágenes (A partir de los 3 años)

En lugar de escoger objetos que empiecen por el sonido de una letra también podemos buscar conjuntamente imágenes de objetos en revistas viejas o ilustraciones que se puedan recortar. Luego pegaremos cada imagen en un trozo de cartulina de aproximadamente 10x10cms. Todas las imagenes correspondientes a objetos que empiecen por un mismo sonido las guardaremos dentro de un mismo sobre dónde escribiremos la letra correspondiente.

El niño deberá escoger un sonido, repasar la letra rugosa al mismo tiempo que pronuncia el sonido. Luego cogerá el sobre correspondiente y deberá ir diciendo el nombre de los objetos que se encuentran dentro del sobre.

4) Practicar el trazo de las letras en la arena o en una pizarra (A partir de los 3 años)

Escogemos una letra rugosa y le pedimos que la repase con los dedos, asegurándonos que la dirección del trazo sea la correcta. A continuación le pedimos que dibuje la letra en la arena, en una bandeja con sémola o en una pizarra para que ejercite la mano para sostener el lápiz.

5) Identificar las letras (A partir de los 3 años)

Para que se familiarice con cada una de las letras podemos escoger una decena de letras y ponerlas en el suelo formando un círculo. Le pediremos que identifique distintas letras pronunciando su sonido. Para hacerlo más divertido le podemos decir: «toca la letra (a) con la mano y la (p) con el pie»o «ve a pata coja hasta la letra (f)».

6) Tocar las letras rugosas que forman su nombre (A partir de los 3 años)

Poner una decena de letras rugosas en el suelo formando un círculo. El niño deberá ponerse en el interior del círculo e ir tocando con el pie cada una de las letras que forman su nombre a la vez que pronuncia su sonido.

7) Hacer un abecedario personalizado (A partir de los 3 años)

Coger una libreta. Cada pagina la asignaremos a una letra del abecedario en el orden correcto. En cada doble página el niño podrá dibujar a la izquierda un objeto cuya palabra empiece por la letra correspondiente y a la derecha podemos escribir la letra en mayúscula y minúscula o pegar una fotocopia de la letra rugosa.

2. Juegos y actividades con el alfabeto móvil

El alfabeto móvil es un material utilizado en la pedagogía Montessori para conocer las letras y empezar a escribir con ellas, incluso si todavía no se domina el uso del lápiz.

Se trata de un ejercicio de preescritura que da la oportunidad de manipular sensorialmente las letras y formar palabras antes de que el niño empiece a escribir. Es un material muy bueno para practicar el orden del alfabeto, el sonido de las letras y la formación de palabras.

Se puede comprar o fabricar en casa, aunque llevará algo de tiempo. Si queremos fabricarlas nosotros mismos deberemos recortar 6 veces cada una de las letras del alfabeto utilizando cartulina azul para las vocales y rosa para las consonantes.

Alfabeto móvil minúsculas imprenta (formato grande)

Es un material de excelente calidad elaborado en madera.

Incluye:

  • 10 piezas de cada vocal en color azul.
  • 5 piezas de cada consonante en color rojo (no incluye la letra «ñ»).
  • 2 bandejas de madera con tapa y compartimentos con su respectiva letra impresa en él, para que se mantengan ordenadas.

Medidas aproximadas:

  • Letra «a»: 5 x 5 x 0,5 cm.
  • Letra «b»: 8,5 x 5 x 0,5 cm.
  • Bandejas: 58 x 25 x 8 cm.

Alfabeto móvil minúsculas imprenta (formato pequeño)

Incluye:

  • 10 piezas de cada vocal en color azul.
  • 5 piezas de cada consonante en color rojo (no incluye la letra «ñ»).
  • bandeja de madera con tapa y compartimentos con su respectiva letra impresa en él, para que se mantengan ordenadas.

Medidas aproximadas:

  • Letras: 5,5 x 3 x 0,5 cm.
  • Bandejas: 39 x 34 cm.

Incluye:

  • 10 piezas de cada vocal en color azul.
  • 5 piezas de cada consonante en color rojo (no incluye la letra «ñ»).
  • Bandeja de madera con tapa y compartimentos con su respectiva letra impresa en él, para que se mantengan ordenadas.

Medidas aproximadas:

  • Letras: 3 x 3 cm
  • Bandejas 40 x 34 cm

1) Escribir una palabra con el alfabeto móvil (A partir de los 3 años)

Le pedimos al niño que busque en la habitación un objeto que empiece por la letra «m». Cuando lo encuentre le pediremos que nos diga los sonidos que componen la palabra del objeto que ha encontrado. Ej. m/e/s/a. Primero lo haremos conjuntamente y a medida que vaya aprendiendo lo hará él solo. Por cada sonido que compone la palabra le pediremos que encuentre la letra correspondiente hasta formar la palabra completa.

En este momento no debemos preocuparnos por las faltas de ortografía, ya que lo importante es que vaya reconociendo los sonidos y que aprenda a escribir de izquierda a derecha, dejando un espacio entre palabras.

2) Escribir una frase con el alfabeto móvil (A partir de los 3 años)

Cuando ya sea capaz de escrbir palabras con el alfabeto móvil podemos empezar con las frases. Empezaremos por frases cortas y senzillas y más adelante las hará más largas y complejas.

Para ayudarlo a pensar en una frase le podemos hacer una pregunta. Ej. «Qué te gustaría hacer hoy?».

3. Otros juegos y actividades para aprender los símbolos de las letras

1) Escribir cartas, postales o mensajes (De los 2 a los 3 años)

Animad al niño a escribir a la familia o a los amigos. Aunque él todavía no esté preparado para hacerlo solo es una buena manera de motivarlo. El nos dictará el mensaje que quiera y nosotros lo escribiremos. Después lo podemos animar a que escriba su nombre abajo (si sabe hacerlo) y que realice un dibujo para ilustrar la carta.
Podemos escribir pequeños mensajes para papá o mamá y pegarlos a la nevera para que lo vean en el momento que vuelvan de trabajar o también se pueden escribir cartas dirigidas a los abuelos, tíos o amigos y enviarlas por correo. Esta actividad le va a encantar, sobretodo si además recibe una carta en respuesta de la suya. Es importante hacer cada paso con el niño (escribir la carta, poner la dirección, pegar el sello…) y aprovechar cuando salgamos juntos para que él mismo pueda tirar la carta en el buzón.

2) Asociar la letra mayúscula con la minúscula (De los 4 a los 5 años)

Para realizar esta actividad deberemos realizar tres grupos de targetas. Un primer grupo correspondiente a las letras minúsculas, un segundo grupo con las letras mayúsculas y un tercer grupo con las letras minúscula y mayúscula.

En un primer momento cogeremos 6 targetas del tercer grupo y las pondremos delante del niño sobre la mesa. Cogeremos las 6 targetas del primero y las 6 del segundo correspondientes a las mismas letras escogidas del tercer grupo. El niño deberá poner debajo de cada targeta del tercer grupo (con la minúscula y mayúscula escrirta), la targeta del grupo 1 y la del grupo 2 que se correspondan.

Una vez empiece a estar familiarizado con las letras mayúscula y minùscula le pediremos que asocie unas con otras sin ayuda de las targetas del grupo 3.

Empezaremos por grupos de 6 targetas e iremos incrementando.

3) Componer frases divertidas ( A partir de los 5 años)

Para realizar esta actividad necesitaremos un kit de palabras magnéticas o realizar nosotros mismos varias cartas de palabras (con nombres, adjetivos, artículos, verbos y preposiciones). Se trata de ir formando frases divertidas escogiendo una palabra de cada grupo. Se pueden comprar o fabricar palabras magnéticas o también escribir las palabras en trozos de cartulina y luego pegarlas en una libreta formando distintas frases. Si lo hacemos nosotros con cartulina una buena idea puede ser tener 5 cartulinas de distinto color para cada tipo de palabra (nombre, verbo, adjetivo…). De esta manera será mucho más visual y facilitará al niño la tarea de identificar cada tipo de palabra.

A tener en cuenta…

Utilizar el juego para que nuestros niños aprendan a leer y a escribir es una excelente opción pero debemos tener en cuenta que la finalidad de cualquier juego debe ser siempre la diversión.

Cada niño es distinto y cada momento vital en que se encuentra también. Es importante probar distintos juegos para ver cuáles les gustan o motivan más y cuáles les ayudan más en su aprendizaje. También es importante ir variando de juegos para evitar que el niño se aburra y no dedicar mucho tiempo seguido a una misma actividad, a no ser que sea el propio niño el que nos lo pida. Es mejor dedicar menos tiempo pero un poquito cada día que, dedicar mucho tiempo un solo día y luego estar un largo período de tiempo sin hacer nada.

Observar a nuestros hijos y conocer cuáles son sus ganas de aprendizaje en este momento nos dará una buena pista de lo que necesitan. Forzar al niño para aprender algo es absurdo ya que sólo generará rechazo por su parte. Si por el contrario respetamos las necesidades de su momento vital y le proporcionamos lo que necesita, le permitiremos que desarrolle todo su potencial y sus ganas de aprender incrementarán.

Cabe resaltar que los materiales Montessori no son juguetes, sino materiales de desarrollo que requieren de la guía de un adulto preparado. Si quieres profundizar en el método y uso de materiales Montessori aquí te dejo un libro interesante sobre la enseñanza de la escritura, lectura y lenguaje.

Libro Montessori paso a paso: el lenguaje, la escritura y la lectura (2 a 6 años)

Este libro te guiará en el proceso de enseñanza de la lectoescritura de tu hijo. Te explica de una manera muy sencilla, práctica y concisa cómo se usan los materiales Montessori y qué puedes hacer para que tu hijo aprenda siguiendo la pedagogía Montessori.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Déjame un comentario si te ha gustado 😉

Muchas gracias por acompañarme.

Please follow and like us:

Deja un comentario