Actividades de ciencias para niños pequeños

Las actividades de ciencias para niños pequeños son excelentes formas de estimular su curiosidad y aprender valiosos conocimientos de forma divertida. En este artículo, encontrarás ideas de actividades que puedes hacer, ya sea en casa con tus hijos o con tus alumnos, para acercar el conocimiento científico a los niños.

La ciencia es aquel conjunto de conocimientos que hemos adquirido sobre el mundo (la naturaleza, la sociedad y el pensamiento) a través de la observación, la experimentación y la formulación y el análisis de hipótesis.

¿Qué beneficios aporta la ciencia a los peques?

Tradicionalmente, la ciencia se ha visto como una disciplina complicada, ajena a la mayoría de los mortales y reservada exclusivamente a mentes privilegiadas capaces de comprenderla. Sin embargo, el conocimiento científico es una de las formas más importantes de acceso al conocimiento y está al alcance de todo el mundo. No depende tanto de la edad, sino de los métodos empleados para enseñarlo. Lejos de aborrecer con tecnicismos, se trata de responder a las curiosidades de los niños y de alimentar esas ganas por seguir aprendiendo.

Beneficios que aporta la ciencia a los niños:

1. Fomenta el pensamiento crítico. Introduce el hábito de cuestionarse las cosas.

2. Apertura mental. El aprender a no aferrarse a una idea, sino estar abierto a nuevos conocimientos.

3. Mayor facilidad para analizar y resolver problemas.

4. Mayor conocimiento del mundo que nos rodea.

5. Enseña a aprender por uno mismo (a través de la observación, la formulación de preguntas y la experimentación).

6. Mayor probabilidad de descubrir las propias pasiones. Cuanto más se experimenta, se observa y se investiga sobre algo mayor probabilidad existe para descubrir aquello que nos despierta más nuestra curiosidad.

Actividades de ciencias para niños

Existen muchas actividades que puedes hacer con los niños. Desde observar la naturaleza, realizar divertidos experimentos, ir a museos, leer libros o ver vídeos.

Observación

Todo descubrimiento científico se inicia a través de la observación y ésta tiene un papel muy relevante en todo proceso de aprendizaje.

*Diferencia entre percepción y observación:

La percepción es nuestro primer conocimiento de algo por medio de nuestros sentidos (ej. oler una flor o ver un animal) y la observación es aquella actividad que desarrollamos para recoger información sobre nuestro entorno y construir nuevos conocimientos en base a lo que percibimos y a nuestros conocimientos previos.

Es muy importante que los niños aprendan a observar desde pequeños. Para ello es necesario promover un espacio de atención, curiosidad y paciencia.

 

Para lograr el éxito de la observación es necesario:

1. Que el objeto o fenómeno observado despierte el interés del niño (mejor si se trata de algo que ya ha captado su atención).

2. Hacer uso de todos los sentidos (siempre que sea posible). Ej. identificar la forma, el color, el tamaño, la textura, el material, el olor, el sabor, la temperatura, la posición, etc.

3. Invitar al niño a que nos comunique los resultados de la observación (de manera lo más precisa, ordenada y completa posible).

Ideas de actividades de observación

1. Sembrar una semilla, observar como crece y cuidarla.

2. Salir al campo con una lupa y observar insectos. Ver sus características, identificarlos y buscar información.

3. Recoger y observar las piedras. ¡A los niños pequeños les encanta! Se pueden hacer varias actividades:

  • Recoger piedras con distintas características y ver las diferencias que hay entre ellas (color, peso, forma, medida…). Si tenemos un microscopio en casa podemos observarlas para ver mejor su estructura.
  • Hacer una mini colección de piedras con ejemplares que encontremos en nuestras excursiones (piedras de río, mar, montaña, piedras volcánicas…). Observar piedras de distintos lugares puede ser muy interesante, ya que puede dar pie a que surjan preguntas del estilo:  ¿porqué las piedras de río y playa son más lisas? o ¿porqué las piedras volcánicas pesan tan poco? Entonces podemos ayudar a responder estas preguntas, formulando con ellos determinadas hipótesis para luego llegar a la respuesta. También podemos ir a la biblioteca y buscar información juntos. Es importante que no les proporcionemos de entrada la respuesta, sino que los acompañemos en el proceso de búsqueda de respuestas. De esta forma les estaremos enseñando algo mucho más importante: aprender por sí mismos.

*Si a tu hijo le gusta recoger objetos de la naturaleza y realizar manualidades, probablemente disfrute pintando y decorando piedras.

4. Investigar las características de un animal. Escoger un animal (alguno que le guste mucho al niño) e intentar indagar todo sobre él (hábitat, alimento, reproducción…).

5. Observar y dibujar algo de la naturaleza con el máximo número de detalles.

6. Escoger dos insectos o animales muy similares y buscar las diferencias. Ej. Puede que paseando por el campo encontremos abejas y avispas. Nuestra salida puede ser la excusa perfecta para que cuando lleguemos a casa busquemos información sobre ellas. Podemos imprimir una foto de cada una y colgarla en la pared, buscar las similitudes y las diferencias a través de lo que observamos por la foto. Luego podemos buscar información sobre ellas para conocer mejor sus funciones, su forma de vida, su alimento, su forma de reproducirse, etc. La siguiente vez que salgamos de excursión seguro que le hace ilusión saber diferenciarlas.

7. Recoger hojas que hayamos encontrado en la naturaleza y observarlas. Ver las características que tienen, analizar las similitudes y las diferencias. Si muestra interés por ello, podemos indagar juntos y ver a qué árbol pertenecen y buscar más información.

8. Hacer un reloj de sol. Para ello deberemos encontrar un sitio dónde dé el sol todo el día y clavar un palo vertical en el suelo. Se trata de dibujar una línea a la altura de la sombra proyectada e ir observando y anotando los cambios de posición a medida que avanza el día.

Experimentos

Los experimentos son actividades que fascinan a los niños, ya que parecen magia. Seguro que a raíz de lo que experimentan surgen un montón de preguntas. 

Aquí te dejo unas cuantas ideas:

Hacer un teléfono

Es muy muy fácil y divertido. Con este teléfono podréis comunicaros a mucha distancia.

Material:

2 vasos de cartón o plástico (lo que tengas en casa).

1 hilo largo de lana o una cuerda fina.

Unas tijeras o algo punzante (para hacer un agujero en el vaso).

Un palillo, cerilla o algo que sirva de tope (opcional).

Paso a paso:

1. Hacer un agujero en la base de cada uno de los vasos.

2. Pasar el hilo por los agujeros de los vasos

3. Tenemos dos opciones:

– Hacer dos nudos grandes (uno en cada parte interior de cada vaso) o

– Hacer un nudo en un palillo, cerilla o algún otro objeto pequeño que sirva de tope para que el hilo no se escape por el agujero al tensarlo.

4. Estiramos del hilo para que éste quede tenso y ya podemos empezar a hablar. Mientras uno habla dentro del vaso el otro escucha a través de él.

Explicación:

El sonido se propaga por ondas y estas ondas producen unas vibraciones que son recogidas por el hilo. A través del hilo viajan hacia el otro vaso. Y de nuevo, se produce el efecto inverso, de vibraciones se convierten en ondas sonoras.

Hacer un coche propulsado (gracias al aire de un globo)

Pruébalo, es muy sencillo de realizar y obtendrán un divertido juguete como resultado.

Crear un arcoíris con un vaso

A todos los niños les hace ilusión ver el arcoíris, es algo bastante mágico.¡Imagínate si puedes hacer uno en casa! Seguro que le gusta la experiencia. Además, ese experimento le ayudará a comprender porqué se genera este fenómeno.

Material:

Vaso con agua

Espejo

Linterna

Un cuarto oscuro

Paso a paso:

Debemos colocar el vaso de agua sobre una superficie y ubicar el espejo en su interior en un ángulo. Cuando el cuarto esté en absoluta oscuridad, debemos tomar la linterna y dirigir la luz hacia el espejo. A continuación, podrás observar cómo aparece un arcoíris en el ángulo del espejo.

Explicación:

Este fenómeno óptico por el cual podemos visualizar una banda de colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta) se produce cuando la luz del sol se descompone al atravesar varias gotas de agua suspendidas en la atmósfera terrestre.

Experimentos con agua

A través de estos 5 sencillos experimentos con agua, podréis comprender fenómenos naturales cómo la formación de la niebla o el movimiento del agua.

*Puedes consultar aquí muchos experimentos más.

Leer libros sobre ciencia

Los libros son una herramienta muy útil para aprender sobre nuestro entorno. Existen libros maravillosos que explican el porqué de muchas cosas con un lenguaje e ilustraciones adaptado para los más pequeños.

Colección de libros Mis pequeños héroes

He tenido la ocasión de leer un par de libros de esta colección con mis hijos (el de Ramón y Cajal y el de Einstein) y la verdad es que nos encantó. Cada libro de la colección está basado en la biografía de un genio, una persona que dejó una importante huella en la humanidad. Para los más pequeños es una lectura para compartir con los padres porqué tiene bastante texto. Aún así, no son libros muy largos. Son muy amenos y están llenos de curiosidades. También es una bonita idea para regalar a otros niños si buscamos algo que les sea útil y les aporte un aprendizaje.

Cuadernos Montessori de ciencias

Libro muy completo con experimentos sencillos para realizar en casa. La edad recomendada es de 3 a 6 años

Cuaderno muy completo con numerosas actividades (entre ellas experimentos y recortables) para que el niño descubra la tierra y el universo, las plantas, los animales y el cuerpo. Es adecuado para niños entre 5 y 7 años.

Colección de libros futuros genios

Los siguientes libros están escritos por el divulgador científico e historietista Carlos Pazos, muy conocido por su blog mola saber. Sus libros tienen bastante éxito porqué son muy pedagógicos.

Acerquemos la ciencia a los niños

Creo que acercar la ciencia a los niños es realmente un acierto si se plantea de la manera correcta, ya que, además de ser divertido, les aporta muchísimos beneficios para su aprendizaje. Los niños tienen una inmensa curiosidad para aprender y entender el mundo que les rodea. La ciencia es la herramienta a la vez que la respuesta a muchas de sus preguntas.

Actualmente existe mayor conciencia de la importancia de empezar a familiarizarse con ella de pequeños, sin embargo, hacerlo desde casa es algo que está al alcance de todos y que sin duda puede incrementar la curiosidad y motivación para seguir aprendiendo.

Hay muchísimas actividades que podemos hacer con nuestros peques. Se trata de no forzar, sino de dejar fluir un poco esa curiosidad y ofrecer lo que necesitan en cada momento. Visitar museos y ver algún vídeo interesante sobre algo que les despierte curiosidad es también una excelente opción.

Si te animas a realizar alguna de las actividades que te he propuesto me encantaría que compartieras vuestra experiencia dejando un comentario abajo. También puedes realizar cualquier observación, sugerencia o lo que desees y yo te responderé encantada lo antes posible.

No podemos olvidar que mantener esa sed de conocimiento es lo que nos ha hecho evolucionar como especie y lo que nos hace crecer como seres humanos.

¡Un abrazo!

Artículos relacionados

Puede interesarte…

2 comentarios en «Actividades de ciencias para niños pequeños»

  1. Hola,
    Me encantan estas actividades! La lupa de madera es una excelente manera de despertar el interés en la ciencia desde una temprana edad, y va despertar una serie de preguntas en los niños, de eso estoy segura 🙂
    No sabia que se podria crear un pequeño arcoíris; no solo los niños pero tambien yo quiero intentarlo ahora 😉
    Sobretodo ahora que los niños pasan tanto tiempo en casa, estas actividades son perfectas para complementar su educacion. Ver los insectos y buscar información no solo es una manera de despertar su interés por la ciencia pero también un mejor cuidado y mas aprecio de estos insectos. Muy seguido veo niños que empiezan a pegar las abejas cuando estas se acercan y siempre les explico que no van a picar al menos que se sienten atacadas, es un trabajo constante. Soy maestra en una secundaria y creo que muchas de estas actividades pueden ser usadas tambien en primaria y en kinder.
    Tambien me encantaron los libros de mis pequeños heroes!

    Responder
    • Hola Christine! Muchas gracias por tu comentario. Como muy bien dices, estas actividades pueden servir para niños de muchas edades. Me alegro que te hayan gustado. Además, estoy de acuerdo contigo en que las actividades que están más dirigidas a descubrir la naturaleza (como por ejemplo la observación de insectos) fomentan una actitud más respetuosa y cuidadosa con el medio ambiente.

      Responder

Deja un comentario