¿Cómo transmitir a los niños el amor por la naturaleza?

Uno de los valores más importantes que podemos transmitir a los niños desde la primera infancia es el amor por la naturaleza. Cuidar y respetar el medio ambiente no sólo se está convirtiendo en una necesidad cada vez más urgente en nuestra sociedad actual (por el impacto negativo que generamos en nuestro planeta), sino que puede devolvernos aquella conexión con nosotros mismos y con nuestra fuente que estamos perdiendo y que es tan necesaria para nuestro bienestar físico y emocional.

¿Qué es la naturaleza?

Empezaremos preguntándonos por algo que de entrada nos parece muy obvio, aunque quizás, por nuestra actitud, no lo sea tanto. ¿Qué es la naturaleza? A menudo nos comportamos cómo si fuera algo totalmente ajeno a nosotros.

Si analizamos la definición de naturaleza nos daremos cuenta de que es un concepto que lo incluye todo. Los seres humanos somos naturaleza y como parte de ésta estamos interconectados con todos y cada uno de los seres, fenómenos y materias que forman nuestro planeta. Todo forma parte de un ecosistema y cada ser vivo, desde el más microscópico hasta el más grande, forma parte de un complejo engranaje en el que es imposible que una pieza actúe sin afectar a las demás. Todo está en relación y en equilibrio y cada uno cumple su función. Como consecuencia, es imposible entender la naturaleza como algo separado de nosotros. No somos unos observadores, somos parte de ésta.

Salida del sol en la jungla de Bali

Conocer y conectar con la naturaleza

El otro día vi un documental que me impactó profundamente, fantástico para ver en familia. Se llama «Mi maestro el pulpo» y muestra la gran sensibilidad e inteligencia de un pulpo que llega a establecer un vínculo de amistad con un ser humano. Me encanta este documental porqué expresa esta grandeza e inteligencia inconmensurable que gobierna a todos los seres vivos de este planeta y que va mucho más allá de lo que podemos ver a simple vista. Personalmente, me ha hecho reflexionar sobre el egocentrismo humano y sobre cómo la falta de respeto hacia los demás seres vivos se debe principalmente a nuestra propia ignorancia.

Aquí te dejo el tráiler por si quieres echarle un vistazo.

¿Cómo podemos transmitir a los niños el respeto y el amor por la naturaleza?

Sin duda, la mejor forma de transmitir a los niños el amor por la naturaleza es amándola nosotros primero y no perder el contacto con esta. Observar, explorar y abrirse a descubrir la magnitud que existe en los procesos naturales más insignificantes.

No siempre tenemos la oportunidad de vivir en un entorno natural, pero, aún así, hay muchas otras cosas que podemos hacer.

1. Planificar salidas y excursiones a la montaña o al campo contribuirá a un mejor conocimiento del medio natural, además de aportar experiencias beneficiosas tanto a nivel físico como emocional.

  • Salir a caminar al aire libre y observar las plantas y los animales. 

Aunque parezca una actividad sencilla es de lo más enriquecedora y gratificante. Cualquier pequeño descubrimiento puede captar nuestra atención y despertar nuestro interés.

El otro día salimos a caminar por la montaña con mis hijos y nos encontramos con un hormiguero. Estuvimos un buen rato observando cómo las hormigas se desplazaban de un lado para otro y entraban y salían de los múltiples túneles de su refugio. Se dedicaban a recolectar y guardar alimento. Mis hijos estaban atentos y se hacían preguntas. Sólo por el hecho de observar durante un rato estos insectos les surgió la curiosidad y quisieron saber más cosas sobre ellas.

Al investigar sobre las hormigas (seres aparentemente insignificantes) nos dimos cuenta de las funciones tan importantes que realizan y la cantidad de cosas que desconocemos sobre éstas. Estos insectos tienen un papel crucial en la preservación de los ecosistemas y si desaparecieran el planeta perdería gran parte de su biodiversidad. Polinizan las plantas repartiendo el polen, favorecen la germinación de nuevas plantas y árboles repartiendo las semillas adecuadamente, sirven de alimento a muchos animales, mantienen a raya determinadas especies al alimentarse de ellas…

Cuando uno se da cuenta que los seres vivos actúan gobernados por la misma inteligencia que nos gobierna a todos y que contribuyen al equilibrio del planeta, comprende que todos los organismos tienen su lugar en el mundo y que no hay seres superiores ni inferiores.

Hormiguero

Probablemente tengas más de un recuerdo de infancia jugando con la arena, recolectando piedras, ensuciándote las manos con tierra, mojándote los pies con el agua del río, haciendo cabañas en el bosque…La experiencia de jugar en la naturaleza es extraordinariamente estimulante y genera un impacto positivo en nuestras vidas que permanece grabado en nuestra memoria. A parte de un gran número de matices y estímulos diferentes, la naturaleza da paso a la inspiración y a la creatividad.

  • Ir de acampada

Para un niño puede ser una actividad realmente emocionante. Cuando uno va de acampada el contacto con la naturaleza es mucho más intenso. Eres más consciente de los cambios meteorológicos y de la fauna y la flora del lugar.

Acampada al lado del río

  • Ir a parques naturales a observar los animales

Los parques naturales son espacios protegidos en los que los animales se encuentran en libertad o semilibertad dentro de su hábitat natural, por lo que los niños podrán ver cómo viven y lo que hacen en su propio medio. No encontrarás animales exóticos, pero tendrás mayor conocimiento de los animales y las plantas autóctonas.

Los zoológicos es mejor evitarlos. Allí encontrarás animales enjaulados y fuera de su hábitat natural. Ver cómo viven los animales en medios artificiales totalmente privados de libertad y expuestos sólo para que los podamos contemplar es un entretenimiento, que si lo piensas bien, no transmite muchos valores positivos.

Binoculares infantiles (resistentes y con calidad óptica)

  • Observar y aprender a identificar las plantas y los árboles

Si sales de excursión al aire libre con tu hijo podéis aprovechar para observar la vegetación que os rodea y aprender más sobre ésta. Conseguir un libro sobre plantas autóctonas es de gran ayuda para aprender a identificar las diferentes especies. También podéis coger un ejemplar de hoja de cada especie que encontréis en el suelo y llevárosla para analizar. Si queréis conservar vuestras hojas y flores durante un tiempo podéis utilizar una prensa. Esto será de gran utilidad en caso de querer optimizar su conservación. Además, tu hijo podrá contemplarlas y comparar las distintas especies analizando las similitudes y diferencias entre las mismas.

Prensa de flores y hojas

Maletín botánico ( incluye prensa de flores + lupa de cristal + 3 cajas de distintas medidas para recolectar flores, semillas y todo tipo de tesoros + 1 cuaderno para anotar)

2. Hacer un huerto o sembrar algunas semillas 

Observar el crecimiento y la transformación de una semilla a una planta es una experiencia mágica que ayudará a comprender y a apreciar mejor este proceso natural. Asignarle a tu hijo la tarea de cuidarla hará que aumente su sensibilidad y conocimiento sobre sus cuidados básicos.

Germinación de plantas

3. Leer libros, hacer experimentos, ver documentales, visitar museos…

La experiencia vivencial es muy importante y necesaria, aunque también existen un montón de recursos que contribuirán a un mejor conocimiento de aquellos aspectos de la naturaleza que despiertan más interés en nosotros.

Respecto al cuidado del planeta, los libros y los documentales pueden ser de gran utilidad. Conocer es el primer paso para tomar consciencia. Bombardear a los niños con mucha información teórica y desconexa acerca los daños que causamos en el medioambiente a nivel global no tiene mucho sentido, ya que lo vivirá como algo ajeno a él. Por el contrario, explicar de manera concreta a dónde va a parar aquello que tiramos en el contenedor, como funciona el reciclaje, de donde viene el agua del grifo… le ayudará a comprender las consecuencias de nuestras propias decisiones.

Libros sobre ciencia para niños

4. Ser un ejemplo para los niños

La actitud con la que los padres y las demás personas se relacionan con el entorno natural será también una fuente de aprendizaje fundamental para los niños.

  • No ensuciar nuestro entorno

Tirar basura y residuos en el medio natural es una forma de contaminarlo. Los niños aprenden muy rápido a ser cuidadosos con sus desechos siempre que los padres lo tengan perfectamente integrado.

  • Limpiar espacios naturales de residuos

Recuerdo un día, hace un par de años, en el que salimos a pasear con mis hijos y vimos una familia con dos niños pequeños que estaban limpiando la playa recogiendo toda la basura que encontraban. Yo siempre me había quejado de la gente que tiraba cosas por el suelo. En la montaña, en el parque o en la playa, cada vez que veía porquería me ponía enferma, pero nunca me había parado a limpiar lo que otros habían ensuciado. Sentía rabia y pensaba: ¿porqué lo tengo que hacer yo si no soy responsable de esto? Entonces me venían a la mente los impuestos que pagamos todos para que nuestro entorno esté limpio y todavía me indignaba más…

Cuando vimos aquella familia recogiendo con tanta naturalidad, sin quejarse y totalmente en paz, esto me removió y me hizo darme cuenta del poder que tenemos todos y cada uno de nosotros.  Me vino a la cabeza la famosa frase…

«Sé el cambio que quieres ver en el mundo», Mahatma Gandhi

Lo que haga la persona que tenemos al lado no lo podemos controlar, pero sí lo que hacemos nosotros. Podemos criticar, lamentarnos o decidir hacer algo.

  • Ser responsables con los recursos que consumimos

La cantidad y la calidad de las cosas que compramos, así como la forma en la que estamos acostumbrados a consumirlas, influenciará muchísimo en la conducta que adopten un futuro nuestros hijos.

No es lo mismo consumir de manera impulsiva que hacerlo de manera más consciente. Cada vez que nos decantamos una y otra vez por opciones que generen un menor impacto en el medio ambiente les estamos enseñando algo.

También podemos incluir el consumo responsable de recursos naturales como el agua. El agua es un recurso limitado. Enseñarle cómo funciona el ciclo del agua y la importancia de realizar un consumo sensato es clave.

  • Ser más conscientes con los residuos que generamos: reducir, reutilizar y reciclar

Los residuos que generamos los seres humanos en nuestro día a día tienen un impacto cada vez mayor y más grave en el medioambiente. Todo empieza en nosotros. Conocer la cantidad de residuos que generamos en casa y saber lo que pasa después con estos residuos puede ayudar a toda la familia a tomar consciencia y a implementar iniciativas familiares para reducir su consumo.

Libro Residuo cero en casa, de Bea Johnson

Versión en catalán

 Zero Waste para salvar el mundo. Guía ilustrada para una vida más sostenible, de Ally Vispo

Riesgos de vivir permanentemente alejados del entorno natural

Probablemente, uno de los mayores problemas al que nos enfrentamos los seres humanos actualmente es nuestra profunda desconexión con nuestro medio natural. Lo cierto es que estamos más conectados con la tecnología moderna que con el mundo que nos rodea y esto, a medio y largo plazo, nos pasa factura.

Todas las personas necesitamos estar en contacto con la naturaleza, pero cada vez vivimos más sumergidos dentro de nuestra burbuja artificial y este distanciamiento permanente del mundo natural acaba afectando a nuestra salud mental y hace que no lo valoremos, que nos olvidemos que formamos parte de este y, como consecuencia, que no seamos conscientes del impacto negativo que genera nuestro estilo de vida en el medioambiente.

La desaparición de los bosques, la contaminación del agua y del aire, el calentamiento global, el maltrato animal, la gran acumulación de residuos que dañan el medioambiente…Todo esto son síntomas muy graves de nuestra inconsciencia y nuestra forma de vivir y relacionarnos con este planeta.

El verdadero cambio pasa por un despertar de la conciencia, por un darse cuenta de que todo el daño que hacemos a la naturaleza nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. En este marco, es muy importante que los niños crezcan en contacto con la naturaleza para que se beneficien de ella, para que puedan apreciar su auténtica belleza y se sientan, verdaderamente, como parte de esta.

Tokyo city

Espero que este artículo te haya sido de utilidad. ¿Qué actividades realizas con tus hijos en contacto con la naturaleza? Déjame un comentario, si te apetece, con tus ideas, experiencias u opiniones. Yo estaré encantada de leer y contestar todos los mensajes.

Un fuerte abrazo. 😉

Si te ha gustado, comparte
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

4 comentarios en «¿Cómo transmitir a los niños el amor por la naturaleza?»

  1. Hola Marta,
    ¡Maravilloso post y realmente disfruté de la lectura! Se pueden aprender muchas cosas bonitas de tu texto.
    Me gusta cómo planteas la importancia de incluir a los niños en estilos de vida saludables desde una edad temprana. Tienes razón cuando dices que a los niños hay que enseñarles con el ejemplo, porque con un cuento no se consigue nada. A veces se puede hacer más daño, sobre todo si no actuamos como hablamos. Y los niños son almas puras y reconocen cuando les mentimos. Por lo tanto, debemos mostrar a los niños con nuestro propio ejemplo los verdaderos valores de la vida para que se conviertan en personas sanas. El contacto con la naturaleza y su conservación son un factor importante en este proceso. Los beneficios de llevar a los niños a la naturaleza no son sólo físicos, sino mentales y morales. Los niños aprenden estilos de vida saludables, respeto por la naturaleza y la vida en general. Así es como se crean personas sanas. Me gusta especialmente que hayas llamado la atención sobre la contaminación y la importancia de preservar nuestra naturaleza y el planeta. ¡Muchas gracias por difundir un espíritu increíble!
    Sigue así y ¡todo lo mejor!
    Danijela

    Responder
  2. Muchas gracias Danijela por tu comentario. Me alegro que te haya gustado. Referente a lo de dar ejemplo a nuestros hijos, creo que es clave. La mayoría de las veces lo que transmitimos de palabra no tiene nada que ver con lo que hacemos, por lo que somos muy poco congruentes. Los niños no son tontos y lo captan.

    Un abrazo 😉

    Responder
  3. Hola Marta,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en la importancia de animar a los niños a apreciar y respetar la naturaleza. Dar prioridad a pasar tiempo juntos en familia al aire libre es muy importante para fomentar el amor por la naturaleza. Mi familia y yo disfrutamos mucho de actividades como los paseos por la naturaleza y las acampadas.

    Me encanta tu idea de una prensa de flores y hojas. Mi hijo mayor se ha interesado mucho por aprender a identificar las flores silvestres y otras plantas en nuestros paseos por la naturaleza. Creo que disfrutaría analizando los especímenes y escribiendo un diario sobre sus descubrimientos.

    Ahora que se acerca el Día de la Tierra, esperamos ir a un parque local esta semana y ayudar a recoger la basura que encontremos. Creo que mi hijo mayor es lo suficientemente maduro como para llevar a cabo esta tarea con seguridad, así que espero que se convierta en un hábito habitual para nosotros.

    Todo lo mejor para criar niños amantes de la naturaleza 🙂

    Responder
  4. Muchas gracias por tu comentario Leah. Me alegra saber que disfrutáis de tiempo juntos en la naturaleza. Es fantástico! No es casualidad que tu hijo se interese por conocer las plantas, se nota que está acostumbrado a pasar tiempo en la montaña o en el campo.
    No dudes en compartir vuestra experiencia si participáis en la limpieza del parque! 😉
    Un abrazo 🙂

    Responder

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar