Cuentos Kamishibai. Una experiencia diferente

En este artículo, comparto contigo nuestra primera experiencia con los cuentos Kamishibai. Una forma diferente y extraordinaria de contar historias a los niños que tiene la capacidad de divertir y captar su interés como ninguna otra.

Los cuentos infantiles con imágenes grandes y coloridas suelen captar mucho más la atención de los niños. Contando cuentos a mis hijos, me he dado cuenta de la gran importancia que tienen las ilustraciones y la forma en la que les explicamos las historias.

La importancia de las imágenes en los cuentos infantiles

En los cuentos Kamishibai las imágenes son especialmente importantes. ¿Porqué cuando hablamos de cuentos infantiles, la imagen es tan o más importante que el texto? Se me ocurren básicamente 6 razones:

  1. Las imágenes hablan por sí solas con un lenguaje universal que entiende todo el mundo. Es muy útil sobretodo para aquellos niños que todavía no saben leer o que no tienen un nivel de lenguaje muy desarrollado.
  2. Ayudan a seguir el hilo de la historia y a no perderse, hecho que favorece su interés. A menudo, la falta de interés se debe a la falta de comprensión.
  3. Pueden ayudar a enriquecer el vocabulario. De la imagen se puede deducir información clave para comprender el significado de palabras o expresiones que figuran en el texto.
  4. Transmiten información detallada sobre los personajes de la historia o sobre una situación determinada. Haría falta mucho texto para describir toda la información que se puede percibir en una imagen.
  5. Hacen que la historia parezca más real y, por ende, más interesante. Despiertan la curiosidad por seguir leyendo.
  6. Estimulan la imaginación de los pequeños.

Cuentos Kamishibai

¿Qué es Kamishibai?

Kamishibai significa literalmente «teatro de papel» en japonés. Es un recurso que se utiliza para explicar cuentos o algún contenido de aprendizaje.

Está formado por un conjunto de láminas que cuentan con un dibujo en una cara y texto redactado de forma narrativa en la otra, así como por un teatrillo de madera de tres puertas que funciona como soporte (llamado «butai»).

Cuentos Kamishibai

¿Cómo se realiza la lectura de los cuentos Kamishibai?

La lectura del Kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre éste soporte y de cara a los niños. Éstos, únicamente verán las imágenes e ilustraciones. El cuentacuentos se situará justo detrás del teatrillo para poder leer el texto, mientras los niños observan atentamente los dibujos. A medida que va avanzando la historia se deberán ir deslizando las láminas una tras otra. Aquí te dejo un ejemplo para que te hagas una idea.

¿Cuál es el orígen del Kamishibai?

Se originó en los templos budistas de Japón en el s. XII para transmitir historias y enseñanzas morales a audiencias mayormente analfabetas. Los monjes utilizaban emaki (unos pergaminos o rollos horizontales que combinaban texto e imágenes pintadas o estampadas). Esta forma de contar historias se mantubo durante siglos hasta que llegó a popularizarse alrededor de los años 20 con la figura de los cuenta cuentos. Debido a la crisis económica de finales de los años 20 y para combatir el desempleo, algunos vendedores ambulantes de golosinas utilizaron el Kamishibai con el objetivo de captar la atención de los niños y de tener más éxito en sus ventas.

Con la aparición de los coches y del televisor, el kamishibai empezó a perder importancia en el Japón y a viajar a otros países del mundo. Hoy en día, esta forma de comunicar se está promoviendo de nuevo, tanto en Japón como en muchos otros lugares de nuestro planeta.

Nuestro primer Kamishibai

Hace poco descubrí esta forma de contar historias y tengo que decir que me ha fascinado. Después de leer con mis hijos nuestro primer libro Kamishibai, pensé: «¿cómo puede ser que no esté más popularizado? Hice la prueba de preguntar en mi entorno y nadie lo conocía. Es una lástima porqué me parece una buena forma involucrar a los niños en el mundo de la lectura y un recurso didáctico muy potente.

En mi caso, conocí Kamishibai por casualidad, buscando nuevos libros interesantes para mis peques. Éste, fué uno de los libros que encontré, y, al tratarse de algo diferente, sentí curiosidad para saber lo que era exactamente.

Un cuento con imágenes por delante y texto por detrás! De entrada, sólo eso ya me parecía interesante. Cada vez que leo un cuento a mis hijos, siempre tengo que hacer más de una pausa para que miren y remiren las imágenes. Con el Kamishibai pueden observarlas durante todo el rato para no perderse detalle.
Cuentos Kamishibai

A pesar de su sencillez, las características propias del Kamishibai y la forma de presentarlo convierten el cuento en una experiencia realmente mágica.

Cuando saqué las láminas de la caja y me preparaba para contarles el cuento a mis hijos, éstos me observaban con mucha curiosidad. Se sentaron en sus sillas y les dije:»ahora mamá os va a contar un cuento un poco diferente». Sus ojos se abrieron como platos y estuvieron en silencio y boquiabiertos todo el rato. El nivel de atención y de asombro que experimentaron se parece más al que se consigue en un espectáculo teatral. El Kamishibai es una experiencia que, sin duda, va más allá de una simple lectura. Es entretenido, divertido, despierta la imaginación y la fantasía de los niños y no hace más que alimentar el gusto por la lectura.

¿Cómo es nuestro primer cuento Kamishibai?

Nuestro cuento tiene por título Antes fuimos Dinosaurios, de Elena Gisbert & Tony Amago. Editorial Sieteleguas.

En cuanto a la historia…

Es un cuento muy tierno pensado para niños a partir de 3 años de edad. Los protagonistas son dos dinosaurios muy entrañables: Ron y Mei. Son muy diferentes pero se han hecho muy amigos y juntos se complementan muy bien. Un día, un gran acontecimiento cambia el rumbo de sus vidas para siempre, pero sus ganas de evolucionar les ayudarán a seguir adelante. Un cuento sobre la amistad y sobre el pasado de nuestro planeta. A mis hijos les encantó.

En cuanto al formato del cuento…

El cuento esta formado por 15 láminas tamaño Din A3. El texto está escrito en cuatro idiomas (alemán, español, francés e inglés). Esto puede ser una gran ventaja en aquellos hogares en los que se habla más de una lengua y también puede contribuir al aprendizaje de otros idiomas. Para nosotros, fué una alegría que estuviera también en francés, ya que hasta hace poco vivíamos en Ginebra y queremos que los niños sigan en contacto con la lengua de su lugar de nacimiento.

En el texto que figura detrás de cada lámina, hay la narrativa de la historia junto con breves indicaciones sobre la manera en la que debemos contar el cuento (entonación, momento en el que debes empezar a pasar la página, música y sonido…). La posibilidad de añadirle música a la historia me pareció una auténtica pasada! Existe la posibilidad de descargar la música y sonidos del cuento siguiendo las instrucciones detalladas en el libro.

Por si esto fuera poco, se incluyen marionetas recortables con los personajes del cuento para que se puedan reforzar las representaciones del Kamishibai, así como una versión del cuento en miniatura para recortar. Se trata de un recopilatorio de toda la narrativa numerada y de todas las imágenes del cuento impresas en un tamaño de 8,5 x 6 cms no numeradas. Un ejercicio que se propone para los niños es el de colocar en el orden correcto las targetas con las ilustraciones.

¿En qué formatos puedes encontrar los Kamishibai?

Los cuentos y soportes Kamishibai pueden ser de tamaño Din A3 o Din A4.
Para usar en la escuela es mucho mejor el tamaño Din A3, aunque para tener en casa un Din A4 puede estar bien. No sé como será en el caso de cuentos de otras editoriales, pero en el caso de Sieteleguas, dependiendo del formato del cuento, pueden variar un poco las características. Si te interesa esta editorial, te dejo un enlace para que consultes los distintos formatos Din A4 y Din A3.

¿Dónde puedes encontrar cuentos y soportes Kamishibai?

Los puedes encontrar en amazon o en Sieteleguas.

¿Te animas a probarlo?

Si todavía no has probado esta forma de explicar cuentos te la recomiendo muchísimo, ya que el éxito está más que asegurado.

Si eres professional de la educación te sugiero también que te plantees introducir el Kamishibai en tus proyectos pedagójicos. El interés y curiosidad por aprender es algo que tienen en común todos los niños. Si además, te permites trabajar con una herramienta potente como ésta, que capta su plena atención, lo que se puede conseguir es algo asombroso.Ya hay escuelas que lo utilizan. Te dejo unos cuantos links de experiencias en clase por si te inspiran (cuentos de creación propia y lectura en clase, sesión completa en claseen la escuela de música).

Me encantaría que me dejaras un comentario, si te apetece, para saber si te ha gustado este artículo y si es conocías esa forma de contar cuentos. ¿Qué te parece?¿Te animas a probarlo? No dudes en compartir tu experiencia, seguro que puede ser útil para muchas otras personas. ¡Gracias!

Ahhh…se me olvidaba…Si te gustan los cuentos infantiles que son positivos probablemente te interese conocer:

10 cuentos para trabajar la autoconfianza de los niños

26 cuentos infantiles sobre las emociones (por temas)

5 cuentos educativos para niños a partir de 3 años

8 cuentos para trabajar la autoestima de los niños

Libros y cuentos de dinosaurios para niños

Un abrazo 😉

Si te ha gustado, comparte
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar