Los mejores juguetes para niños de 2 años

En este post voy a compartir contigo las claves para escoger el mejor juguete para tu pequeñ@ y te voy a dejar una selección de los que considero que son los mejores juguetes para niños de 2 años teniendo en cuenta sus necesidades, capacidades, curiosidades e intereses. Todos ellos están pensados para divertirse aprendiendo y desarrollando nuevas habilidades.

Claves para escoger el mejor juguete

1.  Que sea seguro

A los 2 años todavía se desaconsejan los juegos con piezas muy pequeñas. Los niños a esta edad no tienen mucha conciencia de los peligros y a menudo sienten el deseo de llevarse cosas a la boca.

2.  Que sea adecuado a su edad o su nivel de desarrollo

Cuando el juego no se adapta a las necesidades del niño, éste no logra captar mucho su atención u interés. Aunque cada niño es distinto y tiene sus propios ritmos de desarrollo, la edad es en el mayor de los casos uno de los indicadores más importantes a tener en cuenta (salvo en casos muy concretos). Aconsejo hacer caso de las edades recomendadas indicadas en cada juguete, ya que nos dan una pista bastante fiable. Por experiencia sé que cuando un juguete es demasiado fácil o complicado para el niñ@, el resultado es que pasa desapercibido y no consigue despertar ningún interés.

3.  Que le permita el desarrollo de alguna habilidad

Un buen juguete es el que proporciona al niño un buen aprendizaje o el desarrollo de alguna habilidad concreta según las potencialidades de cada niñ@ y de cada momento evolutivo.

4.   Que satisfaga sus intereses y curiosidades

Observando a los niños, a veces podemos detectar un especial interés o curiosidad hacia determinadas actividades o temáticas. Proporcionarle juguetes que estén enfocados a fomentar sus intereses es muy positivo para ellos, además de motivador para adquirir nuevos conocimientos.

5.  Que sea de materiales naturales

Cuando apostamos por juguetes de materiales naturales que respeten el medio ambiente ofrecemos a los niños la oportunidad de:

  • experimentar con objetos de calidad y más seguros (no tóxicos).
  • disfrutar de juguetes por más tiempo, ya que la mayoría duraran para toda la vida.
  • aproximarse o interaccionar más con el mundo natural que les rodea.
  • aprender valores tan importantes cómo el respeto a la naturaleza.

Juguetes que promueven la actividad física

Los niños de estas edades tienen mucha energía y vitalidad. El cuerpo les pide ejercicio físico, por eso les encanta correr, saltar, trepar, etc. La mayoría de las veces prefieren correr que caminar.

Todos los juguetes que impliquen una actividad física y a la vez permitan el desarrollo de habilidades como el equilibrio, balance, lateralidad, la orientación espacial, la coordinación, etc, serán una excelente opción para ellos.

Además, todos estos juguetes les aportarán una mejor salud física, les proporcionarán una mayor autonomía y contribuirán a que desarrollen una autoestima más sana.

1. Triciclos

Son juguetes muy seguros, ya que con sus tres ruedas proporcionan una buena estabilidad y equilibrio. Es una buena manera de aprender los conceptos básicos (pedalear, frenar, esquivar obstáculos, etc.).

Mi hijo Marcel cuando tenía 2 añitos en su triciclo de madera.

2. Patinetes

Son una excelente opción. Les encanta y además de proporcionarles ejercicio físico aprenden a controlar la velocidad, a mantener el equilibrio, frenar, etc.

Tienen la ventaja extra que ocupan muy poco espacio y se pueden guardar en cualquier sitio. También nos permitirá realizar desplazamientos con cierta rapidez (aunque esto implique, a menudo, salir corriendo detrás de ellos).

Hay patinetes de muchos tipos pensados para todas las edades. A esta edad son recomendables los patinetes de 3 ruedas. También existen patinetes evolutivos, que se pueden empezar a utilizar desde 1 año (van sentados y tienen una barra para que los puedas llevar. Más adelante le puedes quitar el sillín y la barra y se convierte en un patinete normal de 3 ruedas). Con mi hijo pequeño utilizamos uno de estos y nos ha funcionado muy bien.

3. Bicicletas sin pedales

Las recomiendo muchísimo. Son excelentes para efectuar la transición a una bicicleta con pedales. Con estas bicis los niños aprenderán a mantener el equilibrio, algo que les servirá de entrenamiento antes de montar en una bici normal.

¡Con mi hijo mayor la utilizamos y aprendió a montar en bicicleta sin ruedines a los 3 años y medio en tan solo 10 minutos! Soy consciente que cada niño tiene sus propios ritmos y cada uno tardará lo que necesite (no hay prisa), pero también es cierto que una buena metodología de aprendizaje es clave y a él el uso de la bicicleta sin pedales le ayudó muchísimo.

Mi hijo Martí cuando tenía 2 añitos con su bici sin pedales

4. Tabla curva 

Este juguete lo he descubierto recientemente y parece ser que está teniendo bastante éxito, sobretodo en países del norte de Europa.

Es un juego de motricidad (recomendado a partir de los 18 meses) inspirado en las pedagogías Waldorf y Pikler. Consiste en una tabla curva de madera de alta calidad en la que el niñ@ podrá desarrollar su equilibrio y su capacidad para controlar los movimientos de su propio cuerpo.

Además de utilizarse para desarrollar la motricidad, al ser un juguete abierto tiene posibilidades infinitas de juego (se puede utilizar de balancín, de taburete, de tobogán, como rampa para coches, como puente, casa, etc.)

Su gran punto positivo es que es un juguete de alta calidad que promueve la imaginación y el juego libre, con lo que podrá acompañar al pequeñ@ durante muchos años e incluso pasar de generación en generación.

Juego simbólico

Los niños a esta edad son grandes imitadores, imitan para aprender.

A partir de los 2 años, aproximadamente, cuando juegan suelen recrear situaciones de la vida real y desarrollar distintos roles, como si fueran papás, mamás, personajes imaginarios, cocineros, etc. Este tipo de juego (llamado juego simbólico) es fundamental para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños y representa uno de los instrumentos de aprendizaje más importantes.

Todos los juguetes que ayuden a desarrollar este tipo de juego serán buenas opciones. Existen infinidad de posibilidades, así que mis consejos serán dejarse guiar siempre por los gustos y los intereses de cada niñ@ y escoger siempre juguetes que sean de materiales naturales. Algunas de las opciones son:

1. Cocinas de madera

2. Bancos de herramientas o sets de bricolaje

También es un juguete que gusta bastante. Con las piezas y las herramientas los niñ@s podrán fabricar sus propios objetos. En casa se me ponen los dos peques a simular que hacen bricolaje o que nos arreglan muebles que se nos han estropeado.

3. Circuito de tren

Tenemos uno y no se cansan nunca de jugar con él. El primer pack de vías de tren nos lo regalaron cuando mi hijo mayor tenía 2 años. Es un juguete muy bonito y con muchas posibilidades. Hemos aprovechado reyes y cumpleaños para ir aumentando el número de piezas del circuito y obtener algunos accesorios muy divertidos.

4. Marionetas de mano y de dedo

Es una excelente opción para desarrollar el juego imaginativo y simbólico. Podrán jugar con ellas como quieran y nosotros también las podemos utilizar para contarles cuentos de vez en cuando, esto les encanta y después quieren hacerlo ellos.

Recomiendo empezar por las marionetas de dedo, ya que a esta edad les es mucho más fácil de manejar.

5. Muñecos y peluches

Un clásico que existe en prácticamente todas las casas. A la mayoría les gustan, pero hay niñ@s a quién les encanta.

6. Casa de muñecas

Es un muy buen juguete. Permite que el niñ@ imagine mil situaciones y escenarios y adopte distintos roles de la vida cuotidiana. Es de aquellos juguetes que pasado el tiempo todavía sigue en casa ya que es de los que uno suele escoger para conservar y guardar para el futuro.

Juguetes para estimular los sentidos

Los niños a esta edad son muy curiosos y se interesan por las formas, colores, olores y texturas. Esto es así porque sus sentidos todavía se están perfeccionando y su cerebro necesita desarrollarse. Como toda la información que recibe nuestro cerebro del exterior y de nuestro propio cuerpo es percibida a través de nuestros sentidos, el desarrollo sensorial tiene un papel fundamental.

Exponer a los niñ@s a una adecuada estimulación de sus sentidos les ayudará en sus aprendizajes mejorando notablemente sus capacidades cognitivas.

Si quieres profundizar en este tema quizás te puede interesar mi otro post Actividades sensoriales para niños. Favorece su desarrollo y aprendizaje

Existen juguetes pensados para estimular y desarrollar los sentidos de los pequeños. Recomiendo escoger siempre juguetes sencillos (sin pilas ni botones multifunciones ni pantallas) y que no pretendan estimular muchos sentidos a la vez.

1. Juguetes para aprender los colores

2. Plastilina natural o arena para moldear 

Es un buen juguete sensorial que suele gustar mucho y que estimula también la creatividad. Muchos de éstos los recomiendan a partir de los 3 años, ya que a los 2 años es habitual que el niñ@ todavía se lleve muchas cosas a la boca. Por eso debemos asegurarnos de que le proporcionamos un material 100% natural y no tóxico y acompañarlo mientras realiza esta actividad. Una excelente opción es realizar la plastilina en casa. Es una actividad que recomiendo muchísimo porqué es muy fácil de hacer, más natural, más seguro en caso de ingerirla y con un resultado espectacular. Mucho más fácil de moldear que las que venden en el mercado y muy duradera.

3. Pintura de dedos

Pintar con los dedos es una actividad divertida e ideal para estas edades, a la vez que ayuda a desarrollar y mejorar la sensibilidad táctil. Además, podrán pintar sin dificultad, potenciando su creatividad y fantasía.

4. Instrumentos musicales

La música genera un impacto muy positivo en el cerebro del niño, estimulando la memoria, el razonamiento, la concentración y el aprendizaje de los niños.

A esta edad son muy importantes las canciones, el descubrimiento del mundo de los sonidos y la exploración de los instrumentos.

Juguetes que fomentan el juego libre

El juego libre es aquel tipo de juego que es únicamente guiado por el niño, por su propio instinto y curiosidad innata. No es dirigido por nadie, no sigue reglas, ni metodologías. Según los expertos, este tipo de juego, además de fomentar la imaginación y creatividad, es esencial para el bienestar cognitivo, físico, social y emocional de los niños. Todos aquellos juguetes que fomentan la imaginación y la creatividad, ofreciendo millones de posibilidades de juego serán buenos compañeros para desarrollar el juego libre.

1. El arcoíris Waldorf

Es un juguete muy bonito, y, a pesar de su sencillez, es uno de los juguetes más completos que existen. La textura, los colores, las formas, los tamaños, el equilibrio, …Es un juguete de gran calidad, que no tiene fecha de caducidad, ya que es se adapta al niño, ofreciendo posibilidades infinitas de juego.

Arcoíris Waldorf

2. Juguetes de construcción de madera

Para mi una de las opciones más completas que existen. Este juego ayudará no sólo a desarrollar las habilidades motoras del niño, sino que dará rienda suelta a su imaginación y creatividad. Tiene la gran ventaja que jugarán con ellos durante un largo periodo de tiempo.

3. Apilables

Además de favorecer la creatividad, ayudará a entrenar la habilidad manual y la coordinación, a diferenciar los colores y los tamaños y a comprender conceptos como el equilibrio y la resistencia.

Juguetes que contribuyen al desarrollo de la motricidad fina

El desarrollo de la motricidad fina es clave en la infancia. Poco a poco irán adquiriendo mayores habilidades manuales que le permitirán realizar pequeños movimientos coordinados y adquirir una mayor destreza a la hora de utilizar sus manos y manipular objetos pequeños. Una buena motricidad fina será indispensable para el desarrollo de la futura escritura.

Son muchos los juguetes que ayudan al desarrollo de la motricidad fina, aunque los siguientes serán de gran utilidad:

1. Juegos de enhebrar y ensartar

Es uno de los mejores juegos para ganar destreza manual. Hay de muchos tipos, pero básicamente se trata de un cordón y unas piezas de colores agujereadas con las que el niño podrá jugar a ensartar. Este juego entrenará la capacidad de concentración y la coordinación entre el ojo y la mano.

2. Matryoshkas

Las hay muy bonitas en colores del arcoíris. Por su simplicidad resultan un excelente material de juego libre, además de desarrollar la habilidad manual y la coordinación: abrir, cerrar y encajar.

Es un juguete con muchas posibilidades de juego y exploración. Se pueden clasificar, sacar, meter, ordenar…

3. Puzzles

Los puzzles ayudan a ejercitar la motricidad fina, estimulando la coordinación ojo-mano y entrenando el movimiento de la pinza con el pulgar y el índice.

A parte de ayudar a mejorar las habilidades manipulativas, realizar rompecabezas tiene muchísimos beneficios: mejora las habilidades matemáticas y la resolución de problemas, fomenta la atención y la concentración, mejora la memoria visual, etc.

Juguetes que fomentan su autonomía

Los niños de esta edad se dan cuenta que son una persona independiente y quieren empezar a realizar cosas por sí mismos. Sus palabras favoritas son «no» y «yo solo».

Es importante aprovechar esta etapa para promover su autonomía y dejar que hagan cosas por sí mismos (evidentemente siempre que sean cosas razonables para su edad y que no supongan un peligro para ellos).

Cuando logran hacer algo por ellos mismos se sienten orgullosos y su confianza en sí mismos aumenta. Creo que a menudo los padres no somos conscientes de lo importante que es promover la autonomía de nuestros hijos. Si deseas profundizar en este tema puedes consultar mi otro post sobre cómo educar a niños más autónomos y seguros de sí mismos. 

Creo que una muy buena opción para contribuir al desarrollo de su autonomía es implicándole en las tareas de la casa y permitiéndole participar en ellas. Además de ser algo que les suele encantar a estas edades, les hará sentir importantes y sentirán que tenemos confianza en ellos. Cuando hayan terminado la actividad se sentirán muy felices y satisfechos por el trabajo realizado, hecho que contribuirá positivamente en su autoconfianza.

1. Utensilios de cocina para niños

No me refiero a utensilios de juguete sino de verdad, pero adaptados al tamaño, destreza y seguridad que requiere un niño de esta edad. La idea es promover que participen de vez en cuando en la preparación de la comida. Les podemos encargar que laven ellos las verduras, que viertan líquidos de un recipiente a otro, que pongan comida en los platos o incluso que corten algunos trozos de verdura, siempre que sean blandos y muy fáciles de cortar con los utensilios adaptados a su edad. Evidentemente siempre estarán bajo nuestra supervisión y nunca les podemos encargar que realicen tareas con las que puedan lastimarse.

Hace tiempo estuve buscando utensilios de cocina para niños y no encontré nada. Recientemente, me he enterado de una marca que hace cuchillos seguros para niños. Se llama Kiddi kutter. Lo puedes encontrar por internet en varias tiendas online o por amazon. Aunque sea un cuchillo seguro para los niños, el uso del mismo requiere cierta destreza y la edad recomendada es a partir de los 3 años.

2. Utensilios de jardinería para niños

Si disponemos de plantas en casa, quizás nos haya visto más de una vez regarlas, trasplantarlas o echarles abono. Aunque a nosotros nos parezcan tareas sin importancia a ellos les hace mucha ilusión poder participar en las actividades que realizan mamá o papá. Si disponen de algún utensilio acorde a sus medidas y que no pese demasiado les facilitará mucho el trabajo.

3. Utensilios de limpieza para niños

Cuantas veces tu niñ@ ha querido ayudarte a pasar el aspirador, la escoba o la fregona? Quizás a otras edades nos puede parecer muy raro sugerir este tipo utensilios para divertirse y aprender, pero para los niños de 2 a 3 años, e incluso un poco mayores, es algo muy atractivo. No hace falta comprar gran cosa, pero quizás podría ser útil disponer de una mini escoba y un mini recogedor. De esta forma cuando le apetezca nos podrá ayudar a limpiar la casa, o incluso cuando le caiga algo en el suelo podrá recogerlo él mismo sin ninguna ayuda.

Libros y cuentos para desarrollar su lenguaje

Los niños a esta edad están desarrollando su lenguaje oral. Cuando les leemos cuentos les ayudamos a mejorar su expresión verbal y su capacidad de escuchar, además de desarrollar su memoria, mejorar su vocabulario, etc.

Leer cuentos a nuestros pequeños es muy positivo: estimula la imaginación y la creatividad, mejora la capacidad de gestionar las emociones, aumenta la empatía, transmite valores, amplia conocimientos, etc.

Es importante empezar a leer cuentos desde muy pequeño y transmitirles el hábito de mirar libros, ya que son muchísimos los beneficios y es una de las herramientas principales de conocimiento y aprendizaje.

Siempre debemos escoger libros que se adapten a la edad o nivel de desarrollo del niñ@. Es importante observar al niño y proporcionarle libros sobre temas en los que esté más interesado o tenga más curiosidad.

¿Cual es la función principal de un buen juguete?

Un buen juguete es aquél que además de servir a su objetivo principal (la diversión), lleva implícito un aprendizaje o el desarrollo de alguna habilidad, además de adaptarse a las necesidades del niño, del momento evolutivo, de sus intereses, etc.

Lo más importante es entender que es el juguete el que deberá de adaptarse siempre al niño y no al revés. Por eso creo que los juguetes que fomentan el juego libre son algunos de los que proporcionarán mayores beneficios, ya que es el niño el que decide cómo y a qué jugar.

Cada niño es distinto y lo más importante es observarlo para poder conocer mejor sus necesidades, intereses y curiosidades y así poder encontrar el material que mejor se adapta.

Espero que este post te haya sido de utilidad. Si te ha gustado este artículo o quieres realizar algún comentario al respecto estaré encantada de leerte.

Nos vemos por aquí!

Please follow and like us:

Deja un comentario